Reflektium

Caleidoscopios exclusivos. Como nunca los habías visto.

¿Qué es Reflektium?

Efectos de luz y color como nunca los habías visto sentido soñado

El Reflektium es un dispositivo óptico fruto de años de investigación y de complejas fórmulas matemáticas que dan como resultado una pieza que aúna ciencia y arte para producir impresionantes efectos visuales dentro de nuestros caleidoscopios y teleidoscopios que fabricamos a mano con dedicación. 

Totalmente personalizable

Escoge uno directamente de la tienda o pídenos un modelo personalizado en tamaño, forma, colores interiores o exteriores... ¡Consúltanos!

Envíos a cualquier parte del mundo

Envíos rápidos con embalaje protector y asegurados a cualquier parte del mundo.

Pago seguro y fácil

Usamos pasarelas de pago seguras y no almacenamos datos de tarjetas. Por supuesto, puedes pagar también con ApplePay, GooglePay o PayPal.

Seguridad primero

Todos los Reflektium son desinfectados en el momento del embalaje. Además, todas las soldaduras son 100% libres de plomo.

¿Qué se ve dentro de un Reflektium?

Una de las reacciones más comunes de las personas que miran por primera vez es ¡Woooooow! Y esto resume muy bien la impresion que causa. Es la reacción que nos gusta. Otros lo describen como asomarse a una ventana con vistas al universo, especialmente en algunos modelos que recrean paisajes cósmicos en 3D, o que parecen no tener fondo. Pero la sensación es difícil de describir, incluso a través de los vídeos. La luz se refleja miles, millones de veces en los espejos de alta definición que componen nuestros Reflektium y esto nos permite hacer combinaciones posiblemente infinitas de efectos de luz, color, textura y refracción.

Ciencia y arte unidos

Cada Reflektium está hecho con dos estilos: en su exterior está el lado del arte, una escultura realizada con vidrio artístico hecho a mano.

En el interior, está el lado de la ciencia, con espejos de laboratorio, de calidad óptica y alto índice de refracción. No usamos espejos acrílicos, pinturas, o cualquier otro material perecedero que no sea vidrio y metal.

Y es en su interior donde se produce la magia: diferentes técnicas, elementos y luces se reflejan miles de veces en los espejos interiores, que colocados estratégicamente, producen increíbles efectos tridimensionales.

Un regalo original, personalizable y único.

¿Cómo funciona? ¡Parece magia!

Sí, parece magia, pero es ciencia. No funciona con ningún tipo de batería, ni tendrás que cargarlo ni darle mantenimiento. El funcionamiento varía según el efecto que se quiera conseguir y del tipo de Reflektium en cuestión. Pero principalmente, el Reflektium tiene al menos un lado fotosensible que reacciona cuando se acerca a una fuente de luz, sea la luz natural directa, una linterna de luz blanca, de luz led, de colores, ultravioleta… Es cuestión de probar y experimentar.

No, no son juguetes.

Al menos no un juguete como el que concebimos para un niño. Aunque como regalo es una opción muy original y los caleidoscopios se han considerado tradicionalmente como juguetes, nuestros Reflektium son piezas de arte únicas realizados con materiales de alta calidad, más propios de la joyería o de un laboratorio, que del mundo del vidrio. De hecho, usamos soldadura con plata, espejos de grado óptico, piezas de cristal dicroico tallado, cristal Strass (Swarowski) e incluso, bajo pedido, se pueden hacer con piedras preciosas como diamantes u otros materiales especiales. Esto los convierte en obras de arte exclusivas e irrepetibles.

Cada Reflektium es único porque está hecho totalmente a mano por el artista vidriero Jonatan Díaz, que dirige su propio estudio de vidrio artístico desde 1997 y es quien firma a mano cada pieza. Únicamente usamos materiales nobles y duraderos. No usamos ni acrílicos, ni pinturas ni ningún material que no sea permanente. Y es que los Reflektium están hechos para durar siglos.

¿Quién está detrás de Reflektium?

La marca es nueva. Nosotros no.

Jonatan Díaz

Artista vidriero

Jonatan Díaz, fundador de Reflektium, es un apasionado de todo aquello que pueda hacerse con el vidrio. De hecho, en 1997 abrió su primer taller de vidrieras artísticas, Vitromar Vidrieras Artísticas, donde continúa desarrollando trabajos originales en vidrio. Después de más de 20 años como artista del vidrio y como resultado de buscar nuevas técnicas y materiales, se adentra en el fascinante mundo de los caleidoscopios donde, ¡sorpresa! no estaba todo inventado. Actualmente, continúa desarrollando nuevos prototipos que irá lanzando al mercado según se vayan perfeccionando hasta cumplir con los efectos deseados. 

es_ESES_ES